Situación
Escudo
Datos básicos
Contacta con nosotros
Heráldica
Asociaciones
Educación, Cultura, Deportes
Tablón
La Iglesia
La Torre
Más patrimonio
Saludo del Alcalde
Corporación
Urbanismo
Economía
Ordenanzas
Sede Electrónica
Patronales
Santa Espina
Peñas
Teléfonos de interés
Actividades
 
TRADICIONES

Tambores y Bombos

El grupo de tambores y bombos de la Semana Santa de Longares se inició en enero de 1997 por un grupo de veinte niños y jóvenes.

La idea partió para crear una Cofradía que pretende ensalzar y enriquecer un poco más los actos litúrgicos de la Semana Santa y en especial, la Procesión del Santo Entierro.

Según nos cuenta Diego Gómez, en la revista cultural "El Rudero" Nº.0, en aquel tiempo se solicitaban cornetas y más bombos, además de la creación de una junta directiva y la incorporación del mayor número de adultos posible a la cofradía.

Para su creación, jóvenes de la localidad de Almonacid de la Sierra, colaboraron desinteresadamente en enseñar a los Longarinos, puesto que en Almonacid esta es una tradición muy arraigada.

En agosto de 1999, la redacción de la revista cultural "El Rudero" (Nº 4) nos comentaba el desarrollo de la cofradía de la siguiente manera:

"La Asociación Santo Entierro, sale por primera vez acompañando a la Procesión del Viernes Santo de 1997, pero ha sido en el año 1999 cuando han adoptado el traje de cofrade penitencial.

Se compone de: hábito blanco, faja negra y capirote negro. (el capirote para cubrir el rostro tiene un significado de penitencia, posiblemente tenga su origen en los "reos de la Inquisición", que portaban un capirote o cucurucho donde se escribían sus delitos y portaban una vela sin encender en señal de la necesidad de recibir la gracia) el Escudo y el Estandarte, donde aparece la cruz y de ella colgando el lienzo y al fondo un tambor, signos del Santo Entierro.

Se han constituido como Asociación Cultural en la Asamblea General celebrada el 11 de abril de 1999, siendo nombrada presidenta Dª. Clara García Artigas, y como vicepresidente D. Diego Gómez Buil.

El 20 de marzo de 1999, participaron en el Encuentro-Exaltación de instrumentos de la Ribera del Huerva, celebrado en Villanueva de Huerva y al que asistieron quince Cofradías o Hermandades de la Comarca y de Zaragoza capital.

El 31 de marzo de 1999, Miércoles Santo, recuperaron el Vía crucis por la Ronda de la Villa, fueron acompañados por la Cofradía de La Oración de Ntro. Señor en el Huerto de los Olivos de La Almunia de Dª. Godina.

Se recorrieron las catorce estaciones, -¿se recuperarán?- como antiguamente, siguiendo las cruces. Se leyeron unas reflexiones bíblicas y se cantaron cantos penitenciales.

Para la ocasión se sacó el paso del Santo Cristo, de s. XVI, una extraordinaria obra de arte.

El 1 de abril de 1999, Jueves Santo, a las 12 de la noche y después de la Hora Santa, en la Plaza del Ayuntamiento se Rompió la Hora haciendo referencia a los signos naturales que sucedieron a la muerte de Nuestro Señor:

"Entonces el velo del Templo se rasgó en dos de arriba abajo, la tierra tembló, las rocas se rajaron,... El Centurión y sus hombres que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y lo que pasaba dijeron aterrorizados: Realmente éste era Hijo de Dios..." (Mt. 24,51-54).

El día 2 de abril del mismo año, Viernes Santo, a las 9 de la noche salió la Procesión del Santo Entierro, que quiso ser una catequesis a través del arte, sobre la Pasión y Muerte de Jesús.

Todos los días fueron acompañados por el buen tiempo y por una gran cantidad de fieles a los que hay que agradecer el silencio y respeto con el que asistieron a todos los actos, dentro y fuera de la iglesia.

El 3 de abril, Sábado Santo, predominó el silencio. No se puede romper este silencio con ninguna procesión. Todo ha terminado. Sólo queda aguardar a la Resurrección que se producirá en la Vigilia Pascual del Sábado Santo por la noche.
Rezaron los Laudes a las 10 de la mañana y prepararon la Gran Fiesta de la Resurrección.

La Asociación del Santo Entierro de Longares fue invitada y participó en El Villar de los Navarros, en la Procesión del Encuentro del Cristo Resucitado con su Madre, la Virgen, después de celebrar la Vigilia en dicha parroquia.

Las Procesiones son una manifestación pública de lo que se realiza dentro del templo en los actos litúrgicos.

Quieren poner de manifiesto nuestra fe, nuestra creencia en un Dios que lo dio todo por nosotros. Todo lo hizo por amor.

La Asociación de tambores, bombos y cornetas acompañan a los "pasos" y nos invitan a contemplar y a rezar. No es un desfile, sino una procesión (no podemos olvidar nuestra Historia, que es la Historia de Jesús de Nazaret). Por eso hay que hacer las cosas con amor, de corazón, y no por vanidad o lucimiento personal, con el deseo de ser "cofrades"="hermanos" los unos de los otros.

Por eso una de las vertientes fundamentales de toda Cofradía es su acción social (caritativa), es la vertiente apostólica que no se debe descuidar.

La vitalidad de una cofradía se mide por la preocupación a favor de los demás, especialmente de los pobres y necesitados.

En Zaragoza, todas las cofradías destinan el 15% de sus ingresos económicos a la ayuda de albergues, residencias de ancianos, misiones, Cáritas, etc..."

Registro de dominios-Guidom · Diseño web-IniZiativas.net© 2004 longares.com · AVISO LEGAL