Situación
Escudo
Datos básicos
Contacta con nosotros
Heráldica
Asociaciones
La Iglesia
La Torre
Más patrimonio
Saludo del Alcalde
Corporación
Urbanismo
Sede Electrónica
Transparencia
Patronales
Santa Espina
Teléfonos de interés
 
TRADICIONES

Dance del paloteo

El Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón declaró el "Paloteo" de Longares como Fiesta de Interés Turístico de Aragón el día 5 de diciembre de 2005. Dicha calificación apareció publicada en el B.O.A. del citado día, donde se señalaba que "el Paloteo que se celebra en Longares forma parte de la tradición de esta localidad, por su antigüedad y continuidad a través del tiempo y la originalidad y diversidad de sus actos, habiendo sobrepasado la consideración meramente sociológica y religiosa para convertirse en un fenómeno turístico con gran atracción de visitantes".

El dance tiene lugar dos veces al año, dentro de las fiestas patronales de Longares, el 2 de septiembre, día de San Vicente y San Gonzalo, y el 8 de septiembre, día de la Virgen de la Puerta.

Su origen data del año 1668, fecha en la que llegaron a Longares las reliquias de los santos mártires Vicente y Gonzalo, traídas desde Roma por el arzobispo de Granada e hijo adoptivo de Longares, D. Diego Escolano. Con gran emoción, los vecinos de la villa salieron al camino a recibirlas y en el recorrido hacia la Iglesia, unos cuantos vecinos se pusieron a danzar espontáneamente. Desde entonces, se viene realizando el dance, el cual ha sufrido algunas variaciones con el paso del tiempo (incorporación de música y palos, uniforme, posibilidad de que las mujeres y jóvenes pudieran participar.) que han servido para reforzar un dance tradicional que se viene repitiendo todos los años en las mismas fechas, desde el siglo XVII, y que en 2018 celebró su 350 aniversario.

El paloteo es acompañado, desde hace muchos años por la música de la Banda de Almonacid de la Sierra y algunos vecinos de la localidad que se suman a ella para esta ocasión. Ellos son los encargados de interpretar los compases que acompañan y marcan el ritmo de los paloteadores.

Desde hace años, se logró el objetivo de conseguir la máxima uniformidad de los danzantes, ya que al ser en origen un dance espontáneo carecía de un uniforme. En la actualidad los danzantes llevan una indumentaria que los identifica: zapatos de color negro, pantalón o falda azul marino, faja roja a la cintura, blusa o camisa blanca y el típico cachirulo rojo y negro anudado al cuello. Para realizar el dance, se utiliza dos palos de unos 50 centímetros de longitud, que suelen ser de color rojo con los extremos en blanco. En un principio, sólo los hombres que habían cumplido el servicio militar podían participar en tan singular dance, pero desde los años 70 del siglo pasado, se incorporaron indistintamente hombres, mujeres e incluso adolescentes desde los 12 años de edad.

En cuanto al número de danzantes varía si coincide el día de la celebración con fin de semana o no, estando la media en unos 200 danzantes. Para llevarlo a cabo, se forman grupos de cuatro personas que van realizando una serie de movimientos que se repiten continuamente mientras se avanza por el recorrido tradicional que lleva la procesión, comenzando y terminando en el interior de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Al comenzar la procesión a la que acompaña el dance, suena el himno español y los danzantes comienzan un recorrido ya establecido de unos cuatrocientos metros por las calles de la localidad. El itinerario que siguen es el siguiente: Plaza de la Iglesia, C/ La Iglesia, C/ Mayor, Plaza de España, C/ Felipe V, C/ Ramón y Cajal y C/ del Pilar, para terminar otra vez en la Plaza de la Iglesia e introducirse en el templo.

El momento cúspide es precisamente al terminar el dance, cuando poco a poco han ido entrando todos los danzantes al interior sin parar de palotear, creando ese sonido un ambiente de gran emoción entre los asistentes. Una vez han entrado todos los danzantes y la imagen que acompaña a la procesión, suenan los últimos compases, y como punto final suena de nuevo el himno español acompañado por el sonido de los palos.

Cuando finalizan los danzantes y la música, se consigue un silencio sepulcral de unos segundos que se ve interrumpido por una voz anónima que irrumpe gritando "¡Viva San Vicente y San Gonzalo!" o "¡Viva la Virgen de la Puerta!" según el día que corresponde, y todos los presentes responden "¡Viva!". El 2 de septiembre de 2018 se celebró el 350 aniversario del Dance del Paloteo, con la participación de 260 danzantes. El 7 de septiembre de 2019, la imagen del Dance del Paloteo de Longares protagonizó el cupón de la ONCE. Cinco millones y medio de cupones difundieron por toda España esta tradición longarina, una acción con la que culminó la labor de promoción puesta en marcha por el Ayuntamiento de Longares el año anterior con motivo del 350 aniversario del origen del dance. El gran número actual de danzantes, y la media de edad tan joven de los mismos, permite afirmar que el dance goza de muy buena salud, constituyendo la seña de identidad más viva del pueblo de Longares, por lo que seguro se mantendrá durante muchas décadas más.

Registro de dominios-Guidom · Diseño web-IniZiativas.net© 2004 longares.com · AVISO LEGAL